sábado, 27 de mayo de 2017

Ángel Azteca, lagunero que siempre voló alto

SE CONVIRTIÓ EN SÚPER ESTRELLA DEL PANCRACIO







En una nueva entrega de nuestro "Sensacional de Lucha Libre", presentamos la trayectoria de un gran luchador lagunero que tuvo un meteórico ascenso hasta convertirse en una estrella del pancracio nacional, pero también de manera intempestiva, lamentablemente culminaron su carrera y su propia vida, se trata del inigualable Ángel Azteca.
ORGULLO LERDENSE
Nacido el 24 de junio de 1963 en Ciudad Lerdo, bajo el nombre de Juan Manuel Zúñiga, desde pequeño mostró admiración por los luchadores y fascinación por el mágico mundo del deporte de los costalazos, por lo que no tardó en comenzar a practicar sus primeros lances, llaves y candados a temprana edad. El camino del deporte le llevó a conocer y a ponerse bajo el mando de grandes maestros laguneros como Héctor López, Asterión y el mismísimo Doctor Wagner, quienes le compartieron los secretos de la lucha libre desde sus fundamentos, hasta convertirlo en un gladiador muy completo y darle su bendición para debutar como profesional en 1980.
Al inicio de su carrera luchó bajo el personaje "Charro de Jalisco" o simplemente "El Charro", sobrenombre con el que incluso ganó su primer campeonato nacional, el de Peso Crucero, en el año de 1986 derrotando a Adorable Rubí, uno de los mejores exóticos que han existido en México. Comenzó a realizar giras alrededor del país para dar muestras de su calidad, pero las envidias de los promotores aparecieron y comenzaron a ponerle trabas e incluso llegaron a subir a otros gladiadores con ese mismo personaje tan mexicano, por lo que el luchador lagunero decidió liberarse de empresas y trabajar como independiente.
GRANDES ALTURAS
Fue en 1988 que le llegó la oportunidad de trabajar en la Empresa Mexicana de Lucha Libre (EMLL) que más tarde se convertiría en el Consejo Mundial de Lucha Libre, por lo que decidieron confeccionarle otro personaje: Ángel Azteca, con el que se encumbraría como uno de los mejores gladiadores del país. Hizo una gran amistad fuera del cuadrilátero con Atlantis, lo que se reflejó en su trabajo, ya que se convirtieron en campeones nacionales de parejas el 6 de marzo de 1988, venciendo a la dupla de Los Infernales, que formaban Masakre y MS1.
Ángel Azteca y Atlantis defendieron su campeonato en numerosas ocasiones contra excelentes equipos de luchadores, como Hombre Bala, Pirata Morgan, El Dandy y El Texano, hasta que en 1990 cedieron su título frente a Pierroth Junior y Bestia Salvaje en la Arena Puebla. Mientras brillaba junto al Rey de la atlántida, Ángel Azteca también lució en el plano individual, al convertirse en campeón nacional de peso welter durante 1989, luego de vencer a Bestia Salvaje, haciendo varias defensas exitosas, incluyendo ante Emilio Charles Junior, luego llegó a ganar el campeonato mundial de peso medio, avalado por la NWA.
Siempre en el bando de los técnicos, Ángel Azteca insistió junto a Atlantis para recuperar el cetro de parejas, pero desde que fueron destronados comenzó a gestarse una enemistad que se hacía cada vez más grande, hasta que en una batalla, el lagunero atacó accidentalmente al jalisciense, decretando por completo la nueva y encarnizada rivalidad. Fue entonces que Azteca se mudó al bando de los rudos e hizo pareja con El Volador y el 9 de marzo de 1991 ganaron el campeonato nacional de parejas luego de una sangrienta lucha con Pierroth Junior y Bestia Salvaje, aunque un par de meses después fueron destronados por Tony Arce y Vulcano.
Con la "hurracarrana" y la "suástica" como sus castigos preferidos y más efectivos, Ángel Azteca siguió regando su calidad en cada arena donde se presentaba, llegando a la empresa Triple A durante 1992 para formar un sensacional trío con El Hijo del Santo y Súper Muñeco, para ganar el campeonato nacional de tríos ante la tercia de los Payasos (Coco Rojo, Coco Amarillo y Coco Azul), quienes tenían la etiqueta de invencibles. Súbitamente, en ese mismo año decidió retirarse de los cuadrilátero para "atender asuntos muy personales", según cuentan quienes llegaron a entrevistarle.
TRÁGICO DECESO
Para el año 2003 regresó a la lucha profesional con el CMLL, pero el 5 de diciembre de ese mismo año sufrió su derrota más dolorosa al caer frente a Arkángel de la Muerte en una contienda "Máscara contra Máscara", revelándose la identidad de Juan Manuel Zúñiga. Todavía luchó algún tiempo en Triple A y en el circuito independiente, hasta que el 13 de marzo de 2007, luego de luchar en contra de Atlantis, comenzó a sentir dolor en el pecho mientras repartía autógrafos a los aficionados, lo trasladaron al hospital "Manuel Campos", de la ciudad de Campeche, donde lamentablemente falleció.
La autopsia que le practicaron dictaminó que fue un súbito ataque al corazón, lo que le privó de la posibilidad de seguir respirando, cuando apenas contaba con 43 años de edad. Su cuerpo fue trasladado a la Ciudad de México y posteriormente a Torreón, donde fue velado y sepultado. Su legado continúa con Ángel Azteca Junior y Ángel Azteca II (luego Emperador Azteca), quienes no son hijos del lagunero, pero hicieron los trámites necesarios para portar su nombre y personaje. Quienes lo conocieron en vida, le recuerdan como un caballero dentro y fuera del ring, un "señor luchador" en toda la extensión de la palabra, alguien que nació para subirse a un ring y que siempre lo hizo al máximo nivel.
43
AÑOS
DE EDAD, TENÍA ÁNGEL AZTECA CUANDO DE FORMA SORPRESIVA FUE PRESA DE UN INFARTO.

934769
La elegancia de su equipo, máscara y accesorios iban de la mano con su calidad como gladiador. (Especial)
934872
Forjó una gran amistad con Atlantis que se trasladó al cuadrilátero, posteriormente se convirtió en una cruenta rivalidad. (Especial)
Cortesía: www.elsiglodetorreon.com.mx y AARÓN ARGUIJO GAMIOCHIPI

viernes, 26 de mayo de 2017

Batalla imaginaria

Una lucha entre los hermanos Guzmán y los Dinamita hubiera sido de alarido
Cerremos los ojos e imaginemos: la lucha se realizaría en la arena y ciudad que ustedes elijan. Puede ser en  Guadalajara, Monterrey, Lagos de Moreno o Tulancingo. Los réferis son Eddy Palau y El Fresero, hombres neutrales y serios como autoridad en el ring. 
En el cuadrilátero hacen su aparición  Universo y Mascara Año 2000, seguidos por Cien Caras. Después arriba el menor de los Guzmán: Jimmy, un joven alto, rubio y de ojos azules, seguido por el moreno Miguel Black Guzmán y atrás llega El Santo.
Ambos bandos están ataviados con chamarras, batas y capas que le dan elegancia y formalidad a la lucha libre. Suena el silbato. Universo y Jimmy son los primeros en luchar a ras de lona y después de unos minutos Andrés se queja de lo duro que es Jimmy. Se revisa los codos,  brazos, manos y decide pedir el relevo a Máscara 2000,  quien entra de un salto al ring, mientras que El Santo lo hace entre la segunda y tercera cuerda.
Intercambian llaves y es El Santo  quien se lleva la mejor parte al aplicar una serie de palancas a los brazos de Jesús Reyes. Éste  se rueda y pide el relevo a Cien Caras, quien entra sobre la tercera cuerda al ring. En tanto que Black  lo hace de manera tradicional. 
Inician las acciones con una toma de réferi  y Black logra tirar de espaldas con un fuerte empujón a Carmelo,  quien se levanta de prisa y vuelve a entrar a la toma de réferi. Entonces derriba a Miguel,  pero éste, de manera astuta,  aplica sus tijeras en ocho  a la cabeza de Cien Caras y lo hace girar por el aire hasta derribarlo. 
Sin soltarle la cabeza lo domina en la lona. Carmelo se levanta y Black Guzmán lo vuelve a tumbar,  pero sin que los réferis puedan detenerlos; Universo y Máscara 2000 entran al cuadrilátero y patean sin piedad a Black para salvar a su hermano del duro castigo. 
Los jueces  ponen orden,  pero no por mucho tiempo,  pues los tres Dinamita golpean salvajemente a Jimmy, después al Santo y continúan con Black. Como no acatan las órdenes de Palau y El Fresero, son descalificados en la primera caída.
En  la segunda caída los hermanos Reyes no tienen más  remedio que obedecer a la autoridad y entran uno por uno. Es Jimmy quien logra aplicar una serie de topes a Universo 2000.  Después es el turno de El Santo,  quien aplica una par de candados y tijeras voladoras a Chuy, para después estrellarlo contra los esquineros de ring. Jesús reacciona con una patada al estómago del plateado, quien cerca de las cuerdas logra esquivar una segunda patada y Máscara 2000 sale del ring. 
Black se encarga de Carmelo con una impecable serie de patadas voladoras y un abrazo de oso,   pero Universo patea la espalda de su hermano y este cae encima de Black, quien queda en espaldas planas con Carmelo encima y Palau le cuenta las tres palmadas. 
Máscara 2000 taclea al Santo y le aplica un doloroso cangrejo.  Finalmente Universo 2000 detiene a Jimmy con un par de antebrazos que lo hacen salir del ring; esta caída la ganan los Dinamita. 
La lucha se empata e inicia la tercera caída. Son los Dinamita quienes mantienen  el control y respetando  el relevo bajo la autoridad de los referís castigan uno por uno a los tres Guzmán.  De pronto, El Santo reacciona y da una serie de rodillazos en pleno rostro a Carmelo,  lo derriba y da el relevo a Black, quien entra lleno de furia y azota un par de veces contra la lona al mayor de los Dinamita para aplicarle una palanca a los brazos. Carmelo resiste, rompe el castigo y entra Universo con patadas voladoras que esquiva Black;  acto seguido, le aplica una Nelson y lo acuesta para que El Santo, con su tope de clavado, caiga en su abdomen. 
Tras el impacto, Andrés  gira boca abajo y El Santo aplica la de a caballo.  Black  aplica una Gory especial a Máscara 2000 y Cien Caras,  al ver que están a punto de ser rendidos sus hermanos, faulea en las partes nobles a Jimmy. De esta manera,  los Hermanos Dinamita son descalificados por El Fresero y Palau. 
Los ganadores son los Guzmán,  pero los Reyes,   a pesar de perder, se burlan cínicamente de sus rivales y se van entre chiflidos a los vestidores, encarando al público. 
Nos leemos la próxima semana, para que hablemos sin máscaras.
El Hijo del Santo

jueves, 25 de mayo de 2017

WWE - Los mejores cameos de luchadores en el cine

WWE - Los mejores cameos de luchadores en el cine¿Cuáles son los mejores cameos de luchadores de la WWE en el cine? En este reportaje hacemos un repaso a las mejores escenas que nos han dejado en la gran pantalla.





Los luchadores de la WWE tienen un gran tirón mediático y en Hollywood son muy conscientes de ello. Por esa razón, no es extraño que las grandes productoras de cine recurran a wrestlers para realizar algún cameo en sus películas y así llamar la atención con el objetivo de que los fans de la lucha libre profesional acudan a las salas a verlas. Nosotros hemos querido rendir un particular homenaje a las películas que se atreven a meter a las superestrellas del ring en sus imágenes y por ellos repasamos los mejores cameos de luchadores de la WWE en el cine. ¡Acción


André el Gigante en La princesa prometida
En 1987, la leyenda del wrestling André el Gigante, tuvo un pequeño papel secundario en la película familiar La princesa prometida. En aquel largometraje, André interpretaba a Fezzik, el gigante que acompañaba al mítico Iñigo Montoya al principio de la aventura y que demostraba su increíble fuerza en un apasionante duelo contra Westley. Una aparición muy entrañable que hizo que todos los niños que crecieron con la cinta de Rob Reiner vibraran al ver a André el Gigante en la gran pantalla. Si queréis saber más sobre este cameo y sobre la película, no os perdáis nuestra crítica de La princesa prometida.

Uno de los mejores cameos de luchadores de la WWE de la historia es el que protagonizó Hulk Hogan en Rocky III. Al principio de la película dirigida y protagonizada por Sylvester Stallone, Hogan aparecía para dar vida a Thunderlips, un wrestler sin escrúpulos que disputaba un combate de exhibición contra Rocky. Durante los aproximadamente 10 minutos de aparición, Hulk Hogan mostraba algunos de sus más famosos movimientos sobre el ring mientras propiciaba una tremenda paliza a Rocky, aunque Balboa daría la vuelta a la situación, para deleite de todos los fans de la WWE.

1987 también nos dejó otra aparición de un luchador de la entonces conocida como WWF en el cine además de la de André el Gigante. Nos referimos a la que tuvo Jesse Ventura enDepredador. el tramposo de Ventura interpretó el papel de Blain Cooper, uno de los duros guerrilleros que acompañaba al Mayor Dutch en su cruzada por la selva. Duro como ninguno, Jesse Ventura mascaba tabaco y osaba ir a la busqueda del letal Depredador en solitario. Así le fue... No tardo demasiado en morir a manos de la criatura. Pero si queréis saber más sobre la película, no os perdáis nuestra crítica de Depredador.

En 2015, John Cena se reía de sí mismo con su papel secundario en Y de repente tú, una desenfadada comedia protagonizada por Amy Schumer en la que Cena interpretaba a Steven, el musculoso y sensible novio de la protagonista que no tiene cerebro para pensar más allá de sus músculos. Con este pequeño papel secundario, John Cena se destapó como un buen actor de comedia y subió la temperatura de todas las salas de cine gracias a un desnudo integral que no dejó indiferente a nadie.

Rictus Erectus, ése era el nombre del personaje al que daba vida Nathan Jones durante su cameo en Mad Max Furia en la carretera. Aunque este papel no es el único que ha realizado en el cine, le hemos visto en otras películas como Conan el Bárbaro o Troya, sí que es el que más nos llama la atención a nivel estético. Acorde con el apartado visual de la cinta dirigida por George Miller, Nathan Jones lucía bruto como él solo, armado con una pesada metralleta para hacer la vida imposible al loco de Max. Prestad atención a nuestra crítica de Mad Max Furia en la carretera para descubrir más sobre la película.

El señor 3:16 apareció en la primera película de Los mercenarios para ser Dan Paine, uno de los secuaces más duros del villano principal de la cinta.Stone Cold Steve Austin protagonizó una dura pelea en el tramo final de Los Mercenarios contra Sylvester Stallone en la que se dice que ambos actores se olvidaron de las cámaras y acabaron pegándose de verdad en una lucha de egos por ver quién era el más fuerte. El resultado final de este enfrentamiento fue una fractura de cuello que sufrió Stallone y que llevó al actor a pasar por el quirófano para recuperarse. Una muestra más de que Stone Cold es uno de los luchadores más carismáticos de la historia de la WWE. Steve Austin lo hace todo a lo grande, hasta sus cameos en el cine.

Al día de hoy, Dwayne Johnson ya es casi más conocido por este nombre que por The Rock, que era el que usaba cuando luchaba en la WWE, pero a nosotros no se nos olvidará nunca su debut en la gran pantalla con su papel El Rey Escorpión en El regreso de la momia. Aquel papel fue muy sólo un cameo, aunque muy importante, y apenas contaba con minutos en pantalla, pero su resultado fue tan bueno que le llevó a protagonizar un spin-off en solitario y a comenzar una exitosa carrera como actor. Ahora, La Roca está en pantalla con Fast & Furious 8 y se encuentra a punto de estrenar Los vigilantes de la playa y el remake de Jumanji. Además, su popularidad ha aumentado tanto que hasta ha sido nombrado el hombre más sexy del mundo por la revista People.

La última entrega de la trilogía Blade nos dejó con una participación muy especial: la de Triple H. El luchador de la WWE realizo un cameo en Blade Trinity para encarnar a Jarko Grimwood, uno de los principales secuaces vampiros de Drácula en la película protagonizada por Wesley Snipes. El papel de Triple H apenas tenía diálogo, pero nos dejó una gran escena de acción en la que luchaba contra Ryan Reynolds y en la que demostraba por qué era uno de los wrestlers más en forma de la época. Descubrid todo sobre esta escena y el resto del film con nuestra crítica de Blade Trinity.

Cortesía: http://www.hobbyconsolas.com/ y Luis López Zamorano 

miércoles, 24 de mayo de 2017

Blue Panther, el gran 'Maestro Lagunero'





Presentamos una nueva entrega de nuestros Sensacional de Lucha Libre, en el que nos vestimos de gala para repasar la trayectoria de uno de los más grandes gladiadores surgidos de esta región, respetado por sus compañeros de profesión y adorado por los aficionados, al grado que decidieron llamarlo "El Maestro", hablamos ni más ni menos que del incomparable Blue Panther.





Nacido el 18 de septiembre de 1960 en Gómez Palacio, Durango, bajo el nombre de bautismo de Genaro Vázquez Nevárez, de pequeño pasó parte de su infancia ayudando a su madre en su puesto de comida del mercado José Ramón Valdez, para con el paso de los años convertirse en uno de los máximos exponentes de la lucha libre en todo México. Sus maestros en el deporte de los costalazos fueron Héctor López y el incansable Halcón Suriano, bajo cuya tutela pudo empezar a presentarse durante 1978 en la Arena Olímpico Laguna y otros escenarios de la región, vistiendo una máscara azul en homenaje a Aníbal, una de sus inspiraciones para luchar.
Debido a su dominio en la lucha clásica a ras de lona, así como su gran agilidad para realizar llaves y candados a sus oponentes, no tardó mucho en resaltar en La Laguna y empezar a luchar en otras latitudes, ganando renombre a base de sus actuaciones sobre el ring. Para enero de 1979 ganó su primera lucha de apuestas, actuando al lado de El Matemático, vencieron a La Bestia y Simio Blanco, en una función denominada "Torneo de la muerte", celebrado en la Monumental Plaza de Toros de Monterrey.
Al lagunero le sobraron enemistades, como sucede con los grandes luchadores, por lo que le llovieron apuestas de máscara contra máscara, pero Blue Panther era mucha pieza y consiguió las tapas de Oro (no el integrante de "Los Metálicos" que falleció en 1993) y las Sombras de Plata I y II, a quienes venció haciendo equipo con Black Man. El legendario René Guajardo observó en acción a Panther y lo invitó a unirse a la empresa UWA, en la que debutó durante 1981 en el Toreo de Cuatro Caminos, en Naucalpan, Estado de México, uno de los escenarios más importantes en la historia de la lucha libre mexicana.
El bando de los rudos fue el distintivo de Blue Panther en el inicio de su carrera, dominando todos los estilos de lucha, pudo alternarse al de los técnicos con el paso de los años, dando cátedra a los rivales que osaban retarlo. Durante el segundo lustro de la década de 1980 arrebató máscaras como las de Gorila Infernal, Bull Power, Avispón Negro, Kendo, la cabellera de El Brillante y también destapó a su amigo y mentor Black Man, colocando su popularidad por los cielos y siendo reconocido como una de las figuras del pancracio nacional.
Tomó la oportunidad de militar en la Empresa Mexicana de Lucha Libre en 1991, donde entabló rápidamente una fuerte rivalidad con Atlantis, frente a quien disputó batallas inolvidables que los aficionados incluso llegaron a premiar arrojando dinero al cuadrilátero. Blue Panther se convirtió en el primer Campeón Mundial Medio del ahora llamado Consejo Mundial de Lucha Libre, luego de derrotar a El Satánico en la gran final de una tremenda eliminatoria donde tomaron parte grandes estrellas.
Para 1992, ya con la lucha libre en horario estelar a través de la televisión nacional, la fama de Blue Panther se eleva al máximo, siendo bautizado como "El maestro lagunero", sobrenombre que aún conserva. Una de sus más fuertes rivalidades se dio con el estadounidense Love Machine, quien alguna vez le aplicó al lagunero la prohibida llave de "El martinete", enviando a Panther al hospital. Ofrecieron grandiosas luchas en las que dejaban ver el odio deportivo que existía entre ellos, Panther le quitó la máscara y le ganó también la cabellera, lamentablemente, el 23 de noviembre de 1994, falleció Love Machine en los Estados Unidos.
Junto a su sobrino Black Warrior y Doctor Wagner Junior, Blue Panther formó la tercia "Los Laguneros", imponiendo su calidad para coronarse campeones mundiales de tríos del CMLL, rindiéndose a sus pies todos los equipos del país. Regó su calidad por todo el país y más allá de las fronteras, colocando en alto el nombre de La Laguna. Luego de ganar la máscara de Lizmark Junior en una lucha en jaula, su rivalidad con Atlantis crecía cada día más, pero sería un viejo conocido con quien pactaría una nueva lucha de apuestas.
CAE SU MÁSCARA
El 19 de septiembre de 2008, festejando el 75 aniversario de la Arena México, Blue Panther luchó "Máscara contra Máscara" con Villano V, quien sorprendió a la catedral de la lucha libre en México al someter a Panther con "La Universal" durante la tercera caída para ganar el combate y dar a conocer la identidad de "El maestro lagunero", Genaro Vázquez, una contienda que se transmitió en Pago por Evento a nivel nacional, debido a que nadie se quería perder ese acontecimiento.
Aún sin máscara, Blue Panther sigue dictando cátedra en las arenas donde se presenta, es uno de los miembros más respetados del CMLL y comparte su tiempo dando terapias de acupuntura, otra de sus pasiones y sus talentos. Sólo el tiempo dirá cuándo llega la hora del retiro de Blue Panther, pero mientras eso sucede, los aficionados deben agradecer poder ver con sus propios ojos a una de las más grandes leyendas del pancracio lagunero y de todo México, su humildad hace que no desee ser llamado "Maestro" o "Leyenda", pero no cabe duda que tiene un lugar ganado en el olimpo del deporte de los costalazos.
39AÑOS
DE CARRERA TIENE BLUE PANTHER COMO LUCHADOR PROFESIONAL EN MÉXICO.

932557
El estelar luchador lagunero fue el primer campeón de peso medio del Consejo Mundial de Lucha Libre. (Especial)
Cortesía: https://www.elsiglodetorreon.com.mx

martes, 23 de mayo de 2017

Doctor Wagner, rudo lagunero de leyenda

ABRIÓ LAS PUERTAS DEL MUNDO PARA LA LUCHA NACIONAL





En la anterior entrega de nuestros Sensacional de Lucha Libre conocimos a uno de los integrantes de la recordada "Ola Blanca", hoy repasamos la impresionante trayectoria de otro de los laguneros que sembraron terror en las arenas que se presentaban: el inigualable Doctor Wagner.




A pesar de no ser nativo de la Comarca Lagunera, ya que vio la primera luz el 26 de mayo de 1936 en la ciudad de Zacatecas, es considerado torreonense debido a que su familia se mudó a esta ciudad cuando Manuel González Rivera, nombre que aparece en su acta de nacimiento, era aún muy pequeño. En "La Perla de La Laguna" obtuvo su crianza para la vida y también empezó a aprender los secretos de la lucha libre al asistir al gimnasio Hércules y bajo la batuta de Roy Velasco, aunque tuvo que pasar temporadas en Chihuahua y los Estados Unidos, trabajando para ayudar en la economía familiar, nunca abandonó su ambición de dedicarse a la lucha libre, al tiempo que alimentaba su reacia personalidad, perfecta para militar en el bando de los rudos.
Su debut como profesional en los encordados sucedió a principios de la década de 1960, lo hizo bajo el nombre de "Manny Rivera", sosteniendo algunos combates hasta que de regreso en su Torreón, el promotor Gonzalo Gómez lo bautizó como "Doctor Wagner", naciendo la leyenda del Galeno del Mal. Apunta el historiador de lucha libre Joel Flores, que Wagner debutó en la Plaza de Toros Torreón entre los años 1963 y 1964, mientras que su presentación en la Arena Coliseo de la Ciudad de México sucedió en 1966, dentro de un torneo de parejas en el que hizo equipo con Ángel Blanco, quien se convirtió en su inseparable amigo y en un extraordinario compañero para las batallas que sostendrían alrededor de todo el territorio nacional.
LA “OLA BLANCA
No pasó mucho tiempo para que a esa dupla se uniera el lagunero Gran Markus (Juan Chavarría, QEPD) para formar la inolvidable "Ola Blanca", equipo que sembraba el terror en cada arena donde se presentaba, al aplicar una rudeza implacable hacia sus rivales en turno. Con una ruda personalidad y capacidad técnica envidiable, el Doctor Wagner, también apodado "Simón Blanco", supo escalar hasta alcanzar la cumbre de la fama nacional y tuvo en sus manos cetros como el Campeonato de Parejas al lado de Ángel Blanco, el Campeonato Mundial Semicompleto de la NWA y el Campeonato Nacional Completo.
Con su carrera en ascenso, Doctor Wagner nunca olvidó a su querida Comarca Lagunera y aprovechaba cualquier receso para luchar ante sus paisanos, dándose tiempo para establecer su familia en esta ciudad al casarse con Magdalena Barrón, procreando a Óscar, César, Juan Manuel y Mayra, quienes son dignos herederos de la Dinastía Wagner y continuaron el brillante legado de su padre. Su calidad lo llevó a recorrer los más grandes escenarios de México, Estados Unidos y Japón, inmortalizando su equipo en color blanco y el atesorado antifaz que él mismo creó y que se convirtió en un emblema de la lucha libre mexicana, ayudando a que los gladiadores de este país ganaran respeto y fueran codiciados alrededor de todo el planeta.
Quizá la más dura derrota de su carrera la sufrió el 1 de diciembre de 1985, cuando en la ciudad de Monterrey, el "Galeno del Mal" perdió su máscara ante El Solitario, otra de las fulgurantes estrellas del pancracio nacional. Pero algo todavía peor llegaría el 27 de abril de 1986, cuando viajaba de Nuevo Laredo a Monterrey para cumplir con un compromiso de trabajo, el auto en el que se transportaba junto a Ángel Blanco, Jungla Negra, Solar y Mano Negra, sufrió una ponchadura y volcó aparatosamente. Ahí perdió la vida Ángel Blanco y el Doctor Wagner quedó prácticamente inválido, aunque los pronósticos apuntaban a que nunca más podría caminar, su fortaleza y voluntad le hicieron sobreponerse, aunque nunca más volvió a los encordados.
Regresó a su Comarca Lagunera para fundar un gimnasio donde entrenaban sus hijos y él mismo se hizo cargo de la formación de Misterioso Junior hasta que se convirtió en gladiador profesional. Manuel González incluso manejó un taxi, oficio que ejerció más por gusto que por necesidad, mientras disfrutaba pasar tiempo con su familia después de largos años de viajes constantes. La muerte lo sorprendió el 12 de septiembre del año 2004, cuando un infarto lo mandó al hospital, de donde no saldría con vida e iniciaría la gran leyenda de Doctor Wagner. Dicen quienes lo conocieron que era una persona "de pocas palabras, pero de gran corazón", quienes lo conocieron a través de la rica historia de la lucha libre mexicana, saben que sin duda es una de las más grandes estrellas de todos los tiempos en el pancracio nacional.
68
AÑOS
DE EDAD CONTABA DOCTOR WAGNER CUANDO LA MUERTE LO SORPRENDIÓ.

926119
Los gladiadores sabían que meterse al ring con el Doctor Wagner podría resultar un error y dejarles una experiencia dolorosa. (Especial)
926118
Ídolo de las multitudes, el gran Doctor Wagner aparecía en portadas de revistas a nivel nacional. (Especial)
Cortesía: www.elsiglodetorreon.com.mx y AARÓN ARGUIJO GAMIOCHIPI

lunes, 22 de mayo de 2017

LA LUCHA LIBRE EN ESPAÑA




El Wrestling entró en Europa en los años 20. El primer país europeo en que se celebra la lucha libre era Suiza, tal vez porque en ese momento un estilo de lucha llamado “Schwinger” o “Schwingen” fue muy popular en ese país. En pocos años, la lucha libre llegó a otros países como Reino Unido, Austria, Alemania, Francia…

En Francia la lucha libre se convirtió en muy popular debido a que su campeón olímpico, Henry Deglane se convirtió en profesional (en los años 30 Deglane se convirtió en campeón de peso pesado AWA).
El Wrestling llegó a España a finales de los años 20, gracias a la influencia francesa. En mi país, la lucha libre se llama “catch as catch can”, pero en los años 50 se quedó solo en “catch”, pero también fue nombrado “lucha libre” por la influencia mexicana.

En la primera gira de lucha libre que se realizó en España, todos los luchadores eran extranjeros. Esta primera gira incluyó estrellas como Karol Nowina, Martin Zikoff, Rex Gable (de Canadá), Wladek Zbyszko (Polonia), Maximo Botincelli (Italia), Kisko, Strasnaer (Bélgica) y otros. La Lucha Libre se hizo muy popular en poco tiempo, y muchos luchadores olímpicos y de la especialidad greco-romana, así como algunos boxeadores, se volvieron luchadores profesionales.

Mundo Deportivo 22 octubre 1933
Cheo Morejón
Las dos ciudades más importantes de España, Madrid y Barcelona, encabezaron el movimiento de lucha libre español, pero muchas de las otras ciudades tenían su propio circuito. También se creó un comité llamado “Corporación Internacional de Cath” (Catch International Corporation), que agrupaba a los luchadores españoles, del norte de África y portugueses. Los primeros luchadores españoles fueronJorge Alos, Ares, Ballesteros, Bejar, Bordons, Calpe, García Ochoa, Legido, Méndez, Mendieta II, Cheo Morejón(ex boxeador profesional),Otaola, Romero, Salvador, Sola, Urtasun y Villaescusa. De 1933 a 1936 estalló una guerra civil en España y la lucha estuvo inactiva durante los tiempos de guerra.

Pero a principios de los años 40 los circuitos se reabrieron en Madrid y Barcelona y los dos circuitos tenían el control total sobre otras ciudades. En la reanudación de la lucha libre en España, los luchadores activos fueron Saturio, Jarque, Sandor, Tomás Grau(ex campeón de peso pesado español), Karter, Tabola, Montero, Costa, Salvador Font apodado “El Oculista”, Eugenio González también conocido como “Gorila Español” que también fue un ex campeón de peso pesado español, y el mejor de esa generación, José “Maciste” Pons, que comenzó como un boxeador profesional en Barcelona, pero que estaba en Canadá cuando entró en pro wrestling ( estaba en Canadá durante los años de la guerra de España) y que años más tarde volvió a Europa, pero se retiró cuando la segunda Guerra Mundial comenzó. Vivió en Palma de Mallorca, y en 1945 (cuando el “catch” se inició en esta ciudad) regresó al deporte. Se retiró en 1950, pero no abandonó la lucha ya que se hizo árbitro.

Voy a hacer una parada para describir cómo era la lucha libre en España. En España, las normas de lucha tenían muchos puntos en común con las reglas del boxeo. Los luchadores llegaron al ring con sus ayudantes, que les daban agua en los descansos. Los combates se dividieron en rounds de 3 a 5 minutos, y los luchadores se separaban en categorías de peso (ligero, medio-medio, medio, medio-pesado, semipesado y pesado) y cada categoría tuvo tres títulos (Campeón de España, Campeón Europeo y el Campeón Mundial versión europea). A veces se promovían encuentros con los luchadores de distinto peso, pero era porque el luchador con menos peso tenía una gran técnica. Los luchadores se dividieron en dos categorías, los estilistas (faces) y los violentos (heels). En casi todos los combates se enfrentaron estilistas contra violentos, pero en los torneos hubo combates mixtos.

En España la lucha libre tuvo muy estrictas reglas. Si un luchador golpeaba o insultaba al árbitro, el luchador de inmediato quedaba descalificado por el árbitro y multado por la Federación Española de Lucha. También un  ” fault ” (golpe bajo) era penalizado con DQ.

M’Boaba
Los luchadores podían ganar por pinfall, sumisión, KO técnico, count-out (un conteo de 10, pero si el titular del cinturón pierde por cuenta fuera, el cinto cambia de manos), doble DQ o no-contest. En España solía haber dos gerentes en los combates, pro ningún combate terminaba con “screwjob”. A finales de los años 60 un luchador llamado “El hombre salvaje de Borneo” también conocido como Sabu en los EE.UU.
En los años 50, y a diferencia de la época actual, la lucha libre en España estaba considerada como deporte y por lo tanto existía una Federación Española de Lucha que dependía del Comité Olímpico Español. Todo aquel luchador patrio tenía la obligación de estar federado, ni no lo hacían, no podían luchar.

Jim Oliver era un ex boxeador amateur. Peleó en los Juegos Olímpicos de 1948 pero no tuvo suerte en el boxeo profesional. Se volvió luchador profesional después de que un promotor y ex luchador llamado Salvador le convenció. En sólo un año fue campeón de Europa HW peso medio, venció a “Iron Man” José Tarrés el 30 de mayo de 1951 en Barcelona para convertirse en el campeón. Él era un luchador con muy mal temperamento, y una vez en el año 1952 tuvo un altercado con un árbitro y le rompió seis dientes. Él fue expulsado de la lucha libre en España durante un año, pero siguió luchando en toda Europa, principalmente en Londres y París. En 1964 se jubiló

Ahora con uno de los mejores exponentes que tuvo este país
Hércules Cortés fue uno de los más célebres luchadores españoles, quien llegó a ostentar el Campeonato Mundial de Parejas AWA junto a su amigo Red Bastien.
Sobre su Estilo de Lucha: Hércules Cortez no lucía en el cuadrilátero como un wrestler técnico pese a su formación y talento para la lucha greco-romana, sino que dada su espectacular musculatura y su fama de ser "El Hombre más Fuerte del Mundo" dentro y fuera de los rings de la época, el gladiador español utilizaba principalmente golpes y llaves de gran fuerza, que incluían levantamientos, choques, proyecciones... con un claro dominio físico sobre su rival, aunque también era avezado en llaves de rendición: como el abrazo del oso,

De donde nace la lucha libre?… esta pregunta quizá parezca no tener respuesta. mas sin embargo si la tiene, pues todo tiene su origen, y la lucha libre tiene el suyo… y lo tiene muchos siglos atrás, quizá algunos lo desconozcan pero la lucha libre nació- según datos en el siglo ocho A.C. y tuvo exponentes como TESEO, APOLO o HERMES y que los encuentros eran a muerte, sin empate y mucho menos indulto. Es lógico pensar que los costalazos de aquellos años eran muy diferentes a los de hoy, desde luego que tenía su estilo de luchar y sus reglas, no era partirse el alma nomas porque si.
Los orígenes de la Lucha Libre en México se remontan a épocas poco sospechadas. Se dice que este deporte fue introducido en México país durante la intervención francesa, en el año de 1863.
En 21 de septiembre de 1933 en México se fundó la empresa más importante de lucha libre en el mundo, la Empresa Mexicana de Lucha Libre.

Llaves de lucha libre
Los Diarios de aquella época, hacían referencia al suceso trascendental para el Deporte en México… entre ellos, el ESTO 27 de abril de 1956:
“Hoy abre sus puertas la Nueva Arena México… Por hoy se abrirán las puertas de la majestuosa ARENA MEXICO que será un motivo de orgullo para el México Deportivo… será uno de los mejores locales para espectáculos bajo techo haya en el mundo entero. Con capacidad cercana a los veinte mil espectadores, la NUEVA ARENA MEXICO fue construida aprovechando los últimos adelantos técnicos en la materia y puede asegurarse que todas las localidades estarán aglomeradas”.

En esa función intervinieron entre otros:
SANTO, MEDICO ASESINO, ROLANDO VERA, BLUE DEMON, GLADIADOR, BOBBY BONALES, GORILITA FLORES, etc.

La lucha, junto con el atletismo, son los deportes probablemente más antiguos y que es objeto de competiciones.
No existe un origen común para la lucha, ya que todos los pueblos, en todas las épocas, han tenido alguna forma de lucha. En España han sobrevivido dos formas de luchas tradicionales muy arraigadas: la lucha canaria y la lucha leonesa, y otras dos más desconocidas: el aluche cantabro y la lucha baltu de Asturias.

Historia de lucha grecorromana
En los Juegos Olímpicos de la época antigua la lucha era el principal acontecimiento. Generalmente participaban hombres de gran corpulencia que combatían desnudos, protegiéndose la piel con una mezcla de aceite de oliva y un polvo especial. Las peleas se celebraban siempre al aire libre en una especie de foso excavado en la tierra. Había un árbitro que portaba un palo para controlar la lucha.
ModalidadesOrthopali - ganaba el luchador que derribaba al contrario Pankration - era una ruda mezcla de boxeo y lucha en la que se declaraba perdedor al que se rendía
Características de la Lucha Grecorromana
Es un deporte a cíclico, de combate por división, las mismas son:
54 Kg, 58 Kg, 63 Kg, 69 Kg, 76 Kg, 85 Kg, 97 Kg y hasta 130 Kilógramos.
También exige un entrenamiento directo con el contrario, para lograr una supremacía en la lucha por la victoria. Requiere de gran dominio de la técnica en función de la táctica para obtener el éxito. Necesita de un número de confrontaciones para alcanzar el objetivo trazado
En 1848, un francés de nombre Exbrayat, antiguo soldado de Napoleón, instituye la norma de no realizar presas por debajo de la cintura. Este será el origen de la Lucha grecorromana (llamada entonces "Lucha francesa" o "lucha a manos planas"). El Italiano Basilo Bartoli será el que le ponga el nombre de grecorromana.

Más luchadores españoles
El nombre de Modesto Aledo empezó a sonar el verano de 1952, año en el que tras un paréntesis se vuelven a organizar veladas de lucha libre en la plaza de Toros. En el cartel anunciador del evento se decía de él que era «el luchador más científico de España», y le tocó batirse con el franco-marroquí Abd-el Kader, ambos de la categoría de pesos medianos-ligeros. Considerado por la prensa local como ´cartagenero-valenciano´ pues nació aquí pero se afincó en Valencia siendo un chaval, su pequeño tamaño unido a su técnica hacía de él un luchador temido por sus contrincantes. Unos contrincantes entre los que se encontraban Ochando ´el rey de Aragón´, Pizarro, Henry Plata, nombres que seguro algún lector recordará. Fueron muchos los combates de nuestro paisano en los que victoria tras victoria le harían ser campeón de España y de Europa, logrando el campeonato del Mundo en 1955, título que retuvo durante ocho temporadas.


Años 50 
La modalidad de combates de “lucha libre americana”, popularmente conocida como “catch”, tuvo una gran aceptación popular en las décadas de los años cincuenta y sesenta del pasado siglo, celebrándose las veladas en la Plaza de Toros. Llegada la época estival y de forma más continuada que en el resto del año, por dos veces semanales tenían lugar aquellos combates con muy buenas entradas por parte de un público que tenía sus partidarios. Independientemente de la teatralidad de los enfrentamientos en la que el “tongo” era parte sustancial de la misma, los contendientes hacían las delicias de sus seguidores que permanecían entregados. Desde el más fino estilista, fiel al reglamento, hasta el más sucio y marrullero, que combatía al límite del mismo, destacaban cada uno de ellos por sus peculiares presas, logrando que el público saliera satisfecho de unas veladas que en muchas ocasiones abarrotaban la plaza. El cartel nos anuncia un enfrentamiento con la especialidad de “catch a cuatro” por parejas que daba mayor lucidez al espectáculo, entre las que destacaba la de los hermanos Pizarro que cierra la velada de un viernes agosteño.

1965 hasta 1970 fueron los años en los que el público perdió el interés por el “catch”. Muchos luchadores extranjeros de primera clase trabajaron en España, pero no pudieron parar el desinterés de los aficionados. El Wrestling a principios de los 70 en España había desaparecido

La lucha en los 70 desapareció en todas las ciudades españolas, pero se mantuvo durante 4 o 5 años más en Madrid y Barcelona. De hecho, la lucha perdió su interés en toda Europa excepto en Austria, Alemania y el Reino Unido.

Las nuevas caras de los años 70 eran Pep Peyron, Rayo Blanco (White Lightning), Fer-Penin, Brumont, Antonio Asensio, El Samurai, Charro Tapia, Quique Villa, Tarzán Vasco y Rey Caracuel. Entre 1977 y 1978 un promotor francés llamado Pierre Neale trató de revivir el “catch” en España con combates heterogéneos y nuevos y desconocidos luchadores como Mario Bastiani, Roky Jo y damas como Danny Pigal, Anne De Montis, Blanche Brown y Jennifer Mick, pero fue un fracaso total. También un promotor alemán llamado Dietmar Dickreuter hizo una gira con sus luchadores (George Burgens, Johnny Kinkaid, K. Kauroff, “El Señor de los Anillos” Steve Taylor, Steve Young, Danny Lynch y Roland Bock [Bock fue el campeón mundial HW, y venció a Inoki en Japón en el año 1977 o 1978]) junto a los luchadores españoles de la década de los 70 (Adell, Caracuel, El Bulldog, Bejar, Millan y Villa), pero esa gira también fue un fracaso.

Cortesía: Imparable UWE CEIL e Isabella Shirk